Candidiasis

Qué es

La candidiasis (candidosis, moniliasis) es una infección causada por diversas variedades de candida (‘hongos’), especialmente Candida Albicans. La infección de las membranas mucosas, como ocurre en la boca o la vagina, es frecuente entre los individuos con un sistema inmunológico normal. Sin embargo, estas afecciones son más frecuentes o persistentes en personas con diabetes o enfermos de sida y en las mujeres embarazadas.

Forman parte del grupo de las enfermedades más frecuentes que afectan al hombre e incluso se puede afirmar que prácticamente todos los hombres a lo largo de su vida la padecerán alguna vez. Existen tres tipos de micosis humanas: superficiales, intermedias como las candidiasis y profundas.

Causas

La mayoría de las especies de Cándida son saprofíticas y pueden formar parte de la flora cutánea con excepción de la Cándida Albicans que cuando se encuentra en la piel es agente etiológico de una candidiasis primaria. Hay múltiples factores predisponentes a la infección candidiásica: unos dependen del huésped y otros de las condiciones ambientales.

Dentro de los primeros están los fisiológicos, los genéticos y los adquiridos. Así los recién nacidos, las mujeres en el periodo premenstrual o embarazadas, los pacientes con síndrome de Down, diabetes, linfoma, leucemia, que toman antibióticos o corticoides o inmunosupresores o tienen enfermedades debilitantes, tienen mayor facilidad para padecer esta dermatosis. Entre los factores ambientales la humedad, el calor, la maceración crónica, por ejemplo, de las comisuras en los ancianos, las prótesis dentarias mal ajustadas, la fricción entre dos superficies cutáneas favorecen la infestación.

Pero aquí nos centraremos en la candidiasis ocasionada por el hongo Candida Albicans. La candidiasis llega cuando la Candida Albicans, abanderada del grupo de las levaduras, prolifera en exceso.

candida-albicans

La Candida Albicans es un hongo levaduriforme que está presente normalmente en pequeñas cantidades en la vagina, boca, tracto digestivo y en la piel, sin causar enfermedad ni síntomas. Junto con otros hongos y bacterias, forman la flora intestinal. Las levaduras y bacterias conviven en armonía en nuestro sistema, encargándose cada uno de los grupos de no ser invadido por el otro, logrando así un equilibrio perfecto que nos protege de infecciones y participa en el proceso digestivo.

Sin embargo, los antibióticos terapéuticos y los que se encuentran en las carnes perturban el equilibrio delicado que existe en nuestros cuerpos. Estos antibióticos reducen y debilitan a las bacterias amistosas y permiten  a la Candida florecer. Las píldoras anticonceptivas y la cortisona también perturban este equilibrio.

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo de la localización. Desde el punto de vista dermatológico interesan las candidiasis mucosas y las cutáneas. Dentro de las primeras y afectando a la mucosa está el muguet. Éste se manifiesta como unas placas cremosas y blanquecinas que confluyen en dorso de la lengua, velo del paladar, mucosa gingival y genital. Al desprenderse dejan al descubierto una mucosa roja y congestiva. También la infección pude manifestarse como una lengua roja, lisa, brillante y dolorosa o como una afectación de las comisuras bucales en forma de placas triangulares, con escamas y fisuras en el centro o afectando a los labios, principalmente al inferior con escamas adherentes de color grisáceo y erosiones.

La mucosa genito-perianal es otra localización habitual de estas infecciones, representando el 20-30 por ciento de las infecciones vaginales. Se presenta como un enrojecimiento y edema de los labios menores que se puede extender hacia labios mayores, periné, pliegues inguinales e interglúteo, acompañado de prurito y “quemazón”. La misma afectación puede afectar a genitales externos masculinos.

Otros síntomas incluyen:

  • Deseo de comidas específicas (dulces, bebidas alcohólicas, chocolate, etc.)
  • Depresión
  • Alergias a ciertos alimentos
  • Cansancio extremo
  • Migrañas
  • Irritabilidad
  • Falta de memoria
  • Obesidad o pérdida de peso excesiva
  • Hinchazon abdominal y flatulencias
  • Diarrea o estreñimiento
  • PMS- síndrome premenstrual
  • Dolores de oídos
  • Entumecimiento y dolor de articulaciones
  • Mente nublada

La candida afecta al bienestar físico, mental y emocional. Cuando se adueña de nuestro cuerpo, nos pide de manera ansiosa hidratos de carbono y dulces lo que aún la alimenta más y consigue  proliferar de tal manera que agota al sistema inmunológico y crea toda una variedad de síntomas entre los que se puede encontrar el exceso de peso.

La infección por candida es difícil diagnosticar puesto que en forma de levadura está presente en cada uno de nosotros.

Tratamiento

Las candidas se alimentan de hidratos de carbono refinados, azúcares, lácteos y levaduras, por lo que, cuando proliferan, sentimos un deseo real e incontrolable de comer dulces o pan. ¡Se están multiplicando y quieren comer! Pero, cuanto más dulce tomemos, más les ayudamos a reproducirse. Así que el primer paso es desterrar por completo de nuestra dieta los hidratos de carbono (cualquier tipo de azúcares, pan, pasta o arroz no integrales), alimentos fermentados (cerveza, levaduras, vinagre, quesos), lácteos y alcohol. Sobre el gluten hay discrepancias, unos especialistas aconsejan retirarlo de la dieta y otros no lo nombran. Cualquier cosa que altere el ph gastrointestinal, como el agua del grifo, el tabaco o los anticonceptivos hormonales, también hay que retirarlos.

pan-de-molde

En cuanto a tratamientos tópicos y medicinales, las medicinas para tratar las candidiasis vaginales están disponibles como cremas, ungüentos, tabletas vaginales o supositorios, y tabletas orales. La mayoría puede comprarse sin necesidad de acudir con su proveedor.

Tratarse usted mismo en casa probablemente está bien si:

  • Sus síntomas son leves y usted no tiene dolor pélvico o fiebre.
  • Esta no es su primera candidiasis y no ha tenido muchas de estas infecciones en el pasado.
  • Usted no está embarazada.
  • Usted no está preocupada acerca de otras enfermedades de transmisión sexual por un reciente contacto sexual.

Las medicinas que usted misma puede comprar para tratar una candidiasis vaginal son:

  • Miconazol
  • Clotrimazol
  • Tioconazol
  • Butoconazol

Al usar estas medicinas:

  • Lea los empaques cuidadosamente y úselas de acuerdo con las instrucciones.
  • Tendrá que tomar la medicina durante 1 a 7 días, según cuál compre (si no tiene infecciones repetitivas, una medicina de un día podría funcionar en su caso).
  • No deje de usar estas medicinas antes de lo debido porque sus síntomas hayan mejorado.

El médico también puede recetar una píldora que se toma sólo una vez.

Si sus síntomas son más graves o usted tiene candidiasis vaginal con frecuencia, posiblemente necesite:

  • Medicina hasta por 14 días.
  • Un supositorio vaginal con clotrimazol o una píldora de fluconazol todas las semanas para prevenir nuevas infecciones.
(Más información en las fuentes del contenido.)

Un comentario en “Candidiasis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s